La inteligencia artificial llega a las cámaras de vigilancia

El uso de esta tecnología en conjunto con algoritmos del Big Data permite generar un análisis real de la información mientras los eventos ocurren.

16 de Octubre

Tecnicanet It Solutions Provider

Imagen de Odoo y bloque de texto

El uso de la tecnologia en conjunto con algoritmos del Big Data permite generar un analisis real de la informacion mientras los eventos ocurren.


Las cámaras de seguridad representan un gran mercado a nivel global, principalmente por la creciente incorporación de sistemas de vigilancia tanto en el sector privado como público. Hoy son cada vez más comunes y se encuentran presentes en edificios de gobierno, empresas, bancos, transportes, shoppings, escuelas, entre tantos otros lugares. La razón principal es que, actualmente, la videovigilancia no es solamente utilizada para la seguridad, sino que se trata de un medio para obtener información de valor. 
La necesidad de sumar capacidades inteligentes a la videovigilancia y el desarrollo de sistemas basados en la nube, llevó a la evolución de una clase de cámaras que permite la captura y el análisis local de los datos, brindando información relevante, en tiempo real. Este cambio consiste en pasar de las imágenes a los conocimientos, migrando de la simple recopilación de datos al análisis y la comprensión del contexto en el que son capturados.


En este sentido, “Smart video”, la nueva generación de aplicaciones, utiliza la inteligencia artificial y los algoritmos derivados del Big Data para brindar información inmediata, basada en las imágenes. Se trata de un cambio en la utilidad de los datos que antes eran percibidos solamente como imágenes y hoy brindan muchas más posibilidades de manera más rápida. Distintas industrias pueden “Fast Data” según sus necesidades:

• Preferencias de compra de los consumidores, donde las estadísticas determinen cuántas personas ingresaron al negocio, su género y edades, así como su tiempo de permanencia y  gasto promedio por compra.

• Aplicación  en Smart Cities para la creación de escenarios en caso de  desastres naturales, donde los analitics pueden brindar información segura y combinarla con la información del tráfico o del clima para hacer una evacuación rápida de las rutas de una ciudad.

• Vigilancia en el mercado agrícola, donde los drones pueden inspeccionar las granjas y tierras, diagnosticar la vegetación y la salud de los cultivos, determinar los posibles rendimientos, rastrear al  ganado, entre otras aplicaciones.

• El análisis de producción se puede usar para fijar los rendimientos producidos, las fallas que ocurrieron o que ocurrirán, los problemas de la máquina y las ineficiencias, el próximo mantenimiento y las horas pico de operación.

• La administración de estacionamientos, donde el análisis se puede utilizar para determinar las horas pico de operación, el uso de estacionamiento para discapacitados, las áreas de congestión, el tiempo promedio de estacionamiento y los vehículos no movidos.

La realidad es que, mientras el Fast Data y Big Data se vuelven más rápidos y grandes, la estrategia de almacenamiento se concentrará en utilizar una combinación que reúna la información tanto localmente, es decir en la cámara, como en una “puerta de enlace” que permita que los videos sean también llevados a la nube donde reside el contenido Big Data. Un sistema de video vigilancia que utiliza estas cámaras y esta estrategia de almacenamiento podrá ofrecer una alta fiabilidad de sistema y servicio, bajos costos y la capacidad de escalar sin agregar grabadoras o servidores costosos al sistema de vigilancia. 

Si bien hoy se perciben grandes avances en este segmento, las funciones de las aplicaciones de ”Fast Data” para videos inteligentes son infinitas y recién están comenzando. El análisis en tiempo real de los datos capturados está impulsando nuevas formas de Smart video que generan información verdaderamente útil para diferentes industrias.